23 abr. 2014

EL CASTIGO A LOS METEORÓLOGOS

Saludos, al término de esta Semana Santa me viene "como anillo al dedo" contar la responsabilidad que conllevan los informadores del tiempo día tras día, por ello no hablo solo de especialistas en meteorología, sino también de periodistas que indagan en este medio, y es que cuando por problemas de los que no somos responsables como por ejemplo un cambio de tiempo imprevisible o una información meteorológica que no se contrasta con la realidad pues somos muy castigados, los espectadores tanto de televisión como a través de este propio blog siempre tienen más presente en sus mentes cuando el tiempo se espera estable y luego llega el día y nos encontramos una jornada desapacible, sin embargo cuando resulta al revés pasamos desapercibidos ya que el resultado del día ha sido más positivo de lo que se esperaba.

Pero no siempre hay fallos en las previsiones, sino que también se cuentan informaciones muy exactas y veraces, pero como parece que es lo que tenemos que hacer, pues hacia el espectador eso no se valora de la misma forma y solo se nos recuerda cuando hace mal tiempo y no se ha contado tal como se esperaba, y eso que habitualmente se difiere un buen pronostico ya que en estos tiempos con los medios tecnológicos de los que estamos dotados pues el acierto en la información del tiempo es muy alta.

Y como he dicho al empezar este escrito, el ejemplo mejor lo tengo con la Semana Santa 2014, tras muchos días dando previsiones se dijo por fin que no se esperaba lluvia en las procesiones y que iban a salir con total normalidad y así sucedió pero como el tiempo acompañó, a los meteorólogos no se les agradece todo ese trabajo diario, pero esto es "el pan de cada día" y aún así seguiremos intentando acertar en todas las previsiones, sin esperar nada a cambio en mi caso, y sin esperar un castigo por si alguna vez volvemos a fallar, que sucederá...

No hay comentarios:

Publicar un comentario